10 comentarios

Una obra de teatro: Buenas noches, madre

night mother

“Quédate conmigo un poco más, solo unos años. No me quedan muchos. Cuando yo haya muerto, puedes hacer lo que quieras “, le dice una madre a su hija, quien le ha confesado que va a suicidarse esa misma noche. Creo que estas palabras demuestran con mucha precisión el egoísmo que hay detrás de ese tabú que es el suicidio. Cuando pensamos en alguien que se quitó la vida, lo asociamos con palabras como “egoísta”, “egocéntrico”, “débil”, “cobarde”, porque pensamos siempre en los que quedaron atrás, en los vivos que lloran al que decidió irse, al que dijo “basta, ya tuve suficiente”. Eso es lo que le dice Jessie a su madre Thelma en la obra de teatro escrita por Marsha Norman, ganadora del Premio Pulitzer en drama, calificada por los críticos de honesta, penetrante y poderosa. No encontré el libro traducido al español, pero sé que la obra se presentó en Perú. Como tantas otras veces, primero vi la película, una adaptación para TV hecha en 1986, protagonizada por Sissy Spacek y Anne Bancroft en una de las mejores actuaciones de sus carreras.

Más allá de que las críticas de la obra de teatro sean buenas, tengo que aclarar algo con respecto a la película, que por alguna razón pasó injustamente desapercibida: tengo una fijación con ella hace muchos años. Me sé los diálogos de memoria, la pongo de fondo cuando estoy haciendo algo en casa o cuando me voy a dormir, me deleito con la musicalidad del acento sureño de las protagonistas. Y lo más extraño de todo es que le encuentro algo reconfortante, como una buena taza de chocolate; tal vez sea su simplicidad, la naturalidad con la que Jessie explica a “Mama” que no tiene ningún sentido seguir con una vida que considera inútil, la sencillez con la que se prepara para irse, como si se fuera a un viaje del que no va a regresar, la bondad que encuentro en el hecho de que quiera dejar todo organizado para ahorrarle a su madre las tareas posteriores a su muerte, y cómo quiere cuidarla hasta después de ya no estar más. Sin duda es un tema dramático y delicado, pero la autora se encargó de que no hubiera un exceso de tragedia o patetismo. Y al mismo tiempo, logró transmitir la desesperación teñida de optimismo de Thelma y el dolor callado de Jessie.

Pero volvamos a eso de que esta película, ya tan familiar, me reconforta. Creo que todos hemos pensado alguna vez en el suicidio, unos más que otros. Unos aman demasiado la vida. Algunos tenemos un sentido de la culpa más fuerte que nuestro propio dolor, y por más que lleguemos al fondo del abismo, no podemos concebir la idea de causarle una tortura tan indescriptible a una pareja o a una madre. Pero si lo pienso desde el punto de vista de esta mujer cuarentona que no le encuentra propósito a su vida, que ve su futuro como una ruta desierta rodeada de un paisaje que no cambiará nunca, no puedo más que sentir comprensión y solidaridad. Y se hace muy claro un razonamiento que tengo desde hace un tiempo: si uno puede hacer lo que quiera con su vida, ¿por qué no puede hacer lo mismo con su muerte? Es tuya, es lo único en este mundo que te pertenece de verdad. ¿Por qué no podemos decidir nosotros mismos irnos en paz, dejar de sufrir? ¿Porque es algo totalmente irreversible y definitivo? ¿Porque después siempre puede venir algo mejor? Tener hijos también es irreversible, y dejamos que muera la vida que teníamos hasta ese momento, pero no por eso la gente deja de procrear. No es una comparación, entiendo que los hijos son algo hermoso (eso me cuentan), pero no siempre es ideal que se tengan, si no pregúntenle a todos los niños abusados. Y es verdad que siempre puede venir algo mejor, pero seamos realistas, para algunas personas no es así. ¿De verdad hay que forzarlos a quedarse por una mínima posibilidad de que algún día su situación cambie? Siento que somos increíblemente egoístas cuando reclamamos que alguien siga vivo para no extrañarlo, para que no nos deje un agujero en la vida, y no pensamos que nuestra tristeza tal vez no sea nada en comparación con el desconsuelo que esa persona ha llevado dentro por años. Debe ser por eso que me gusta acompañar a Jessie mientras se prepara con una sonrisa ilusionada para el fin del dolor. Y a veces, lo confieso, la idea de desaparecer, de no dejar rastro ni posesiones materiales, tiene una belleza intrínseca que, si bien no me resulta tentadora, es bastante atractiva.

Parece que con cada entrada del blog, me voy desnudando un poco más. Como si me fuera quitando una capa cada vez que publico algo, y lo bueno de eso es que me siento más ligera. Quizá mis pensamientos pesen menos si dejo que se aireen un poco. Es verdad eso que dicen, no es bueno tragarse las cosas. Aunque no muchos lean esto, quiero recomendarles algo en base a lo que me está pasando con esta experiencia: cuando los sentimientos entreverados los agobien, escriban, aunque sea para ustedes mismos, no es necesario mostrárselo a nadie. Sirve, y mucho. Mi última recomendación, es que vean la película o la obra de teatro si la encuentran por alguna ciudad perdida. Yo me compré el libro para disfrutar la experiencia con otros ojos, pero lo mejor es ver, escuchar, sentir a estas dos mujeres en acción.

Así como se habrá notado anteriormente que soy feminista, con este artículo creo que quedó claro que he batallado por períodos nada cortos con la depresión. Tal vez hasta se intuya que sigo dándole unas buenas patadas para que se vaya de una vez. No quiero cerrar esta nota cambiando totalmente de tono, ni contradiciéndome, ni dejando un mensaje empalagoso sobre lo hermosa que es la vida en todo su esplendor, porque no sería sincera, pero sí les digo que he encontrado muchas cosas por las que vivir. Mis amigos que son de oro, una madre que daría su vida por mí, un compañero que me hace sonreír todos los días, y los libros, siempre los libros. ¿Irme con una biblioteca llena por conquistar, con las miles de librerías que me quedan por conocer? ¡Nunca!

No se los pongo nada fácil con los temas que elijo, pero espero que puedan opinar, contradecirme, debatir y compartir. Aquí estoy, siempre leyendo.

night mother movie

Anuncios

10 comentarios el “Una obra de teatro: Buenas noches, madre

  1. *si uno puede hacer lo que quiera con su vida, ¿por qué no puede hacer lo mismo con su muerte?* BRILLANTE. te admiro hermana (L)

    Le gusta a 1 persona

  2. No estás sola en ese sentir,ni Jessie…creeme.Espectacular tu sinopsis!amo escribir y nunca me había planteado la idea de escribir un blog…pero sería “algo oscuro”..depresión,una palabra q expresa una forma de vida,una muy vieja amiga conocida…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Ericka. ¡Muchas gracias por tus palabras! Para mí también es una vieja conocida, aunque ya no quiero verla como amiga, por eso estoy intentando echarla a patadas 😉
      Si te gusta escribir, es muy bueno escribir sobre lo que uno siente, sobre lo que tiene adentro, así sea oscuro. Yo lo hice por muchos años y recién ahora me estoy abriendo a compartir estas cosas. Pero ya escribirlo te ayuda, aunque no lo vea nadie, o solo se lo muestres a la terapeuta (como hacía yo, jeje). Tal vez con un blog puedas encontrar otra gente con tus mismas inquietudes, dolores, o recibir alguna palabra de aliento, que siempre sirve. Eso me está pasando a mí, fijate. Este blog es sobre libros, pero cada libro que elijo tiene un sentido, por algo lo elijo, y me está ayudando a sacar un montón de cosas que tenía atragantadas. Si hacés un blog, yo te leo, prometo. Y si te gusta alguna entrada del mío opiná, contradecime o lo que te salga 🙂 Un abrazo.

      Me gusta

      • Hola Karina,lo haré..escribiré..antes lo hacía,hace muchos años,pero lo dejé.Prometo q en cuanto lo haga,te aviso,lo mio eran libretas,otras épocas,tendría q ver como hacerlo en un blog—tecnología avanzada para mi me parece.Donde puedo encontrar ese libro?lo estoy buscando x internet en varias librerías en mi país(México)y no lo encuentro 😦
        Me encantó como escribes,te seguiré,sin duda!q bueno q te abriste para compartir tus palabras…

        Le gusta a 1 persona

  3. ¡Gracias, Ericka! Avisame cuando tengas algo que quieras compartir.
    El libro lo conseguí por Amazon España en inglés. Pero recomiendo mejor ver la película. Es difícil de conseguir pero hoy en día, creo que hay varios lugares. No sé cómo es el tema de las pelis en México, pero aquí en España y en Inglaterra hay un lugar que vende DVDs que se llama CeX. Ellos tienen siempre de todo, sobre todo aquí en Barcelona he encontrado muchas pelis viejas.
    Y acabo de descubrir que aparentemente abrieron una tienda en México. Mira:

    https://uk.webuy.com/blog/feature.php?article=tag:blogger.com,1999:blog-1918688228918285001.post-6176292086159102894

    Ojalá puedas conseguirla allí. Después me cuentas 🙂

    Me gusta

  4. Karina, gracias por descubrirme esta obra. No la conocía. Y ahora tengo muchas ganas de leerla, y de ver la película. Soy de tu misma opinión, cada uno debería ser libre de decidir su propia muerte. Aunque es complicado no intentar convencer de lo contrario a los que expresan su deseo de suicidarse. Sea por convención social, sea porque a veces es una llamada de atención, la más extrema quizá, y esa persona lo que en realidad busca es ayuda. Pero claro, cada caso es un mundo. Cada situación, diferente. Yo lo veo como un acto muy valiente. Y creo que es la opinión de mucha gente. También hay que echarle muchas agallas para tomar tal decisión. ¡Un beso! p.D: no sé por qué, pero Blogger no me deja enlazar tu blog 😥 😥

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Gracias por comentar Jennifer! Es un tema complicado. Para mí creo que se trata de tener un propósito en la vida. Lo duro es pensar que tal vez no todos tengamos uno. Algunos quizá ni lo tengan y no les importe. Es más difícil para los que decidimos no tener hijos, porque por lo general, ellos ya son una razón para vivir. Pero también hay excepciones. Si no pensemos en la increíble Sylvia Plath. Hay tantos factores a tener en cuenta. Quizá yo no debería estar escribiendo sobre esto porque no estoy calificada. Solo hablo desde mi perspectiva y es muy subjetiva.
    Con lo del blog, creo que no te debe dejar enlazar porque tú sos blogspot y yo wordpress. Hay tantos prejuicios y barreras en este mundo, jaja. Te mando por privado un truquito que hice yo para seguir al tuyo desde mi blog. Veamos si te sirve 😉

    Me gusta

  6. necesito conseguir el texto en castellano de buenas noches madre de marsha norman. Me urge muchisimo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Espejismos

... y es que a veces no soy yo.... sino otra ...

Así veo el mundo

Imágenes, ideas, y comida

Chicas Malas

Chicas Malas para el Patriarcado. Chicas Buenas para el Feminismo.

literaturaenmayuscula

Literatura en mayúscula

Room to Read Blog

Mi desafío de lectura del 2015

Poecraft Hyde

"Hay que inyectarse cada día de fantasía para no morir de realidad" Ray Bradbury.

Pluma, espada y varita

Mi desafío de lectura del 2015

A book a day keeps the doctor away

Mi desafío de lectura del 2015

quiero ser como Maude

Mi desafío de lectura del 2015

A %d blogueros les gusta esto: