1 comentario

Un libro de humor: Cómo ser mujer

how-to-be-a-woman

A veces, la parte difícil de este desafío es colocar un  libro en una determinada categoría. Eso me pasó con la obra de esta columnista. Podría haberla puesto como autora mujer, pero sentí que debía guardar esa categoría para otra escritora. Luego de reflexionar, me di cuenta de que la forma que tiene Moran para contar los problemas, ironías, ridiculeces, dolores y alegrías de ser mujer en un mundo colmado de micromachismos, es genial porque nos hace reír. Por eso lo califiqué como un libro de humor, porque siempre estoy enojada: con los cambios que llegan demasiado lentos, con las injusticias que aceptamos como normales, con la ignorancia y la apatía de la gente con respecto a estos problemas de la sociedad, que yo creo intolerables. Ella se lo toma con humor pero sin quitarle seriedad al asunto, y utilizando esta categoría, yo me lo tomo de la misma manera, por lo menos hasta que algo vuelva a hacerme enfurecer.

Desde su adolescencia torpe, pasando por sus primeras experiencias de sexismo en el trabajo y su primer amor enfermizo (la que no tenga uno de esos en su historial, que levante la mano), hasta el matrimonio y una narración realista del proceso de tener hijos, la escritora nos cuenta historias que a todas nos suenan demasiado familiares. Y al leer las inquietudes que nos plantea, una no puede evitar preguntarse: si hemos avanzado tanto en la historia, ¿por qué siempre surge algo que nos esclaviza, nos somete, nos avergüenza? Léase, ¿cómo es posible que tu jefe te diga: “todos nos masturbamos pensando en ti, pero yo soy el único que tiene una oficina para hacerlo”? ¿por qué los fabricantes de zapatos deciden que debo parecer una niña aprendiendo a caminar que no puede valerse por sí misma? ¿por qué mi vagina debe parecerse a la de una actriz porno?

Capítulo a capítulo van ocurriendo situaciones inverosímiles, reales, tragicómicas. Por supuesto que nos identificamos más con algunas que con otras. En mi caso, dado que con 35 años tengo claro que no quiero tener descendencia, el trato sincero que le dio al tema de los hijos me pareció extremadamente acertado, y por supuesto disfruté a más no poder sus toques de cinismo. Sobre este tema Moran escribe:  “A las mujeres siempre se les pregunta cuándo van a tener hijos. […] Por alguna razón, el mundo realmente quiere saber cuándo tendrán hijos. Les gusta que lo planeen temprano. Quiere que sean claras y directas al respecto – ‘Me gustaría una copa de Merlot, el plato de almejas y carne y un bebé cuando tenga 32, por favor’.”  Por supuesto que se da por sentado que todas las mujeres querrán tener hijos, y si dicen que no es algo que les interese, el mundo se siente con derecho a retrucarles que ya cambiarán de opinión. La escritora, que por otro lado tiene dos hijos, describe magistralmente  la visión de la sociedad: A todas las mujeres les gustan los bebés, del mismo modo que a todas las mujeres les gustan los zapatos de taco de Manolo Blahnik, y George Clooney. Incluso a las que solo usan zapatos deportivos, o son lesbianas, y realmente odian los zapatos, y a George Clooney.

Podría escribir un tratado sobre el libro, pero prefiero dejar que lo saboree el lector. Terminaré con lo que más me gustó del despotrique excelente de Moran: “Necesitamos reclamar la palabra Feminismo”. Cuando las estadísticas que se derivan de las encuestas demuestran que solo un pequeño porcentaje de mujeres se declara feminista, ella pregunta: “Chicas, ¿qué creen que es el feminismo? ¿Qué parte de la liberación femenina no es para ustedes? ¿La libertad para votar, el derecho a no ser la propiedad del hombre con el que se casen, la campaña por el pago igualitario? ¿Todo eso les jodió o estaban borrachas cuando contestaron la encuesta?”

Te habrás dado cuenta de que soy feminista, y aunque tal vez tú no lo seas, me gustaría saber tu opinión. Sobre todo si lees el libro. Por supuesto que mucho de lo que declara Caitlin está dicho con un humor tal vez deliciosamente exagerado, pero son temas muy reales que nos afectan a todas y a todos. Por esto te pregunto: ¿qué te parece?

Dejo aquí el enlace a un blog genial que tuve la suerte de encontrar, donde han posteado un video muy bueno que explica por qué tantas personas se empecinan en decir “yo no soy feminista”. https://soyunachicamala.wordpress.com/2015/03/09/yo-no-soy-feminista/

Anuncios

Un comentario el “Un libro de humor: Cómo ser mujer

  1. Me dan ganas de leer el libro. A propósito, ahora más que nunca hay que reivindicar al movimiento feminista, a los feminismos. Si esta reivindicación viene con humor bienvenida sea (quienes promovemos cuestiones de género de amarguras sabemos un poco). Creo que puede ser un gran terreno para quienes nos sentimos (pro)feministas, antipatriarcales, igualitarias/os: el humor. Para que no ganen los adalides de lo políticamente incorrecto, expresando que el humor, aunque sea misógino, es valiente porque busca trascender los límites. Es momento de reírnos de los ingenieros del cielo, a la vez que luchamos contra ellos. Y lo digo en masculino plural. No podemos pretender cambiar el mundo si nos reímos de lo mismo de siempre. Abrazo. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Espejismos

... y es que a veces no soy yo.... sino otra ...

Así veo el mundo

Imágenes, ideas, y comida

Chicas Malas

Chicas Malas para el Patriarcado. Chicas Buenas para el Feminismo.

literaturaenmayuscula

Literatura en mayúscula

Room to Read Blog

Mi desafío de lectura del 2015

Poecraft Hyde

"Hay que inyectarse cada día de fantasía para no morir de realidad" Ray Bradbury.

Pluma, espada y varita

Mi desafío de lectura del 2015

A book a day keeps the doctor away

Mi desafío de lectura del 2015

quiero ser como Maude

Mi desafío de lectura del 2015

A %d blogueros les gusta esto: